Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2012.



20120516011957-untitled.png

Corren aires de optimismo en las filas del socialismo hispano. En virtud de la incapacidad del gobierno para obtener la ansiada y prometida confianza internacional; ante unos recortes, cubiertos con vana palabrería publicitaria, que pierden legitimidad cuando lejos de corregir, aun cuando fuera tímidamente, los malos datos económicos los empeoran; con una administración asfixiada; tras el triunfo socialdemócrata en Francia y las derrotas parciales de la señora Merkel en Alemania, el socialismo que, tras la apabullante pérdida de votos sufrida, creía que iba a pasar varias legislaturas alejado del poder estima que, dado el deterioro demoscópico del gobierno, es posible vencer en unas elecciones que incluso podrían convocarse, pese al enorme poder acumulado por el PP, de forma anticipada.

Ante esta posibilidad el socialismo está colocando sus piezas sin que aparentemente nadie lo perciba. En este sentido Pérez Rubalcaba, renacido tras la no derrota andaluza, maniobrando con el escaso poder territorial que aún resta al PSOE para hacer oposición y alternativa, está poniendo los mimbres para esa confrontación. Por un lado, ha planteado la necesidad de redefinir el discurso socialista en clave del bluf del prefabricado 15-M; por otro, está poniendo caras nuevas, más o menos limpias, al socialismo mucho más adaptables a ese lenguaje.

Hace tiempo, durante la campaña interna para la Secretaría General del partido, advertí sobre la presencia permanente de una joven diputada flanqueando a Pérez Rubalcaba. Esta estrella fulgurante del futuro socialista responde al nombre de María González Veracruz, cuya carrera he seguido con atención dada la proximidad geográfica del que estas líneas escribe al personaje. Con 24 años accedió a la Secretaría de las Juventudes Socialistas en Murcia sacando los pies del tiesto más de una vez pero guardando las distancias con una federación socialista desastrosa. Como tantas otras su carrera profesional es la política, pero cuidado, no es Leire Pajín. Hoy forma parte del Comité Ejecutivo socialista y es la portavoz de Juventud, Investigación, Innovación y Nuevas Tecnologías, lo que no deja de ser significativo. Pérez Rubalcaba la presentó como uno de sus portavoces sin pasado durante las elecciones a la Secretaría General anuncio del segundo cambio, el interno, que ofrecía al socialismo.

Conviene no menospreciar a esta estrella emergente y no dejarse llevar por la idea de que ha llegado ahí por ser hija de uno de los habituales clanes familiares que, tanto en el PP como en el PSOE, se han convertido en caciques locales. Como decía no es Leire Pajín, entre otras razones porque es mucho más inteligente y, aunque comparta con la exministra el gusto por la demagogia, sabe perfectamente donde golpear. Prueba de su capacidad es el hecho de que, merced a su influencia, su padre se haya hecho, contra el aparato local del partido, con la dirección del desastroso socialismo murciano brindando al mismo tiempo a su hija, dadas sus relaciones internas, una mínima base de poder territorial.

Nadie que revise sus escasos discursos o los artículos publicados en su web por la joven diputada podrá encontrar algo más que la reiteración del discurso que en la actualidad mantienen los socialistas. Alguien podría incluso pensar que en la cabeza de esta chica no hay más que la liviandad del “qué bonito” o “qué maravilloso”, pero… Ideológicamente se sitúa, al menos ahí estaba hace media docena de años, en aquellos “jóvenes rojos” reinventados por José Luis Rodríguez Zapatero, aunque por influencia familiar esté vinculada al felipismo. Lo que sí sabe hacer María González Veracruz es utilizar el lenguaje, presentar los elementos ideológicos del socialismo, el proyecto no abandonado de ingeniería social, del modo más aceptable posible. No utiliza el radicalismo verbal del tándem Bibiana-Leire, prefiere el subterfugio y el eufemismo.

Tiene además la chica instinto político a la hora de golpear, aunque le falten horas de vuelo y las necesarias gotas de “mala leche”, como dirían en mi tierra, para convertirse en icono de izquierdas, pero todo se andarán y los equipos publicitarios socialistas son expertos a la hora de tallar el diamante en bruto hasta cuando no es más que mero carbón. Ha dado ejemplo de ello al abordar la bochornosa realidad de la situación que se vive en Lorca con respecto a las ayudas tras el terremoto. Quizás sea pronto para decirlo, pero María González Veracruz, más que la Pajín de Zapatero puede acabar convirtiéndose en la Chacón-Soraya de Pérez Rubalcaba. La han colocado ahí para sintonizar con el voto joven que puede acabar decidiendo las próximas elecciones y probablemente, si se tercia, acabar siendo musa de unos indignados sabiamente reconducidos.

 

Etiquetas: , , , , , ,

20120517154723-republica.jpg

A veces los alumnos te sorprenden. Hoy uno de ellos, especialmente inquisitivo, lo que no suele ser habitual, me ha traído un librito de esos que aparecen en las estanterías. Es un texto escolar de la II República que vendría a ser el equivalente a la polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía, aunque dudo mucho que alguno de sus contenidos no fuera considerado como políticamente incorrecto, cuando no abiertamente subversivo con respecto al discurso dominante.

El autor del libro en cuestión, titulado “Lecturas cívicas comentadas”, es Manuel Franganillo Monge, pero se trata de una edición corregida y adaptada a la Constitución de 1931 por su hijo Juan Franganillo. Conviene situar a los autores para evitar suspicacias. Resulta que ambos ejercieron, sucesivamente, como Directores de la Escuela Graduada de Fregenal de la Sierra (Badajoz), donde la riqueza brillaba al igual que la justicia por su ausencia: “¡Cuán tiraste es que la carestía de la vida obligue a las mujeres a salir de sus casas, para con su trabajo, contribuir al sostenimiento de su familia por no bastar el jornal del marido” (p.160). El texto en cuestión es de 1934, pero leyéndolo se nota que debió ser escrito en 1932, porque habla del proyecto de Ley de Reforma Agraria que se estaba preparando como esperanza para los sin tierra.

Me he fijado en tres o cuatro temas de singular actualidad. En las definiciones de Patria, Nación y Familia.  Probablemente a muchos les sorprenderá lo que se enseñaba a los niños sobre estas cuestiones en esta particular Educación para la Ciudadanía.

"Tu sabes, con toda seguridad, lo que es la Patria. Sientes el concepto, aunque podrías explicarlo con poca propiedad y con las incorrecciones naturales de tus pocos años. Pero si tienes el sentimiento de lo que significa la palabra Patria, ya cuentas con lo principal para entrar en posesión de tan sublime ideal. (p 11)

Si te dejaran definir la voz Patria, quizás dirías que la “Patria es nuestra madre”; “que es el pueblo en que vivimos”; que es la sociedad de que formamos parte, con sus leyes que nos amparan y protegen. O tal vez, contestes lisa y llanamente: Mi Patria es España (p 12)…

Tendrías razón al contestar en esta forma….

El pueblo en que te criaste y creciste, donde viven los amigos de tu infancia con los cuales compartías tus juegos, tus dichas y tus pesares, es un pueblo español, y, por tanto, de tu Patria. Y lo mismo que te digo de tu pueblo pudiera decirte de todos los pueblos que, reunidos, forman tu provincia; y de las regiones de nuestra España.

Pero la Patria es algo más que el suelo, que la tierra de nuestro país, con sus pueblos, provincias y regiones. Comprende también las personas, a saber: tus padres, tus Maestros, tu familia, tus vecinos, tus paisanos, todos los españoles. Y no sólo se refiere a los vivos sino a tus antepasados, a los muertos, que nos legaron el caudal de su experiencia, de su trabajo, de su ingenio, de sus múltiples sacrificios.

Todavía puedes añadir que la Patria es nuestra lengua, sonora y armoniosa; nuestras leyes, de país civilizado; nuestras costumbres; nuestro carácter independiente; nuestra caridad y hospitalidad; la hidalguía, la nobleza, el heroísmo, nuestros sabios, nuestros poetas, nuestros valientes soldados, nuestros mártires, nuestros héroes…”

¿Y la nación? Pues según el manual: “La nación española, que es de la que vamos tanto, es la sociedad formada por todos los hombres que vivimos en España sometidos a nuestro Gobierno”. Existen autonomías, pero “esta autonomía no supone hacerse independiente de España” (p.185).

Tengo la impresión que a más de uno de los que ahora enarbolan como icono revolucionario la bandera de la II República Española, que no la bandera republicana, esta definición les sonaría a rancio derechismo cuando no puro franquismo.

No menos políticamente incorrecto resulta reproducir lo referido a la familia: “es el tipo más perfecto de sociedad humana, como que está fundada en los vínculos de la sangre, en el amor mutuo y recíproco que existe entre las personas que la constituyen” (p.62). Pero ¿qué es familia para estos republicanos?: “Tu familia está constituida por tu padre, tu madre, tus hermanos y tu. La familia tiene su origen en el matrimonio… La más sencilla definición es esta: la unión legítima de un hombre y una mujer para auxiliarse mutuamente, conservar la especie humanas y educar a sus hijos” (p.63). Nos ilustra también el autor del tipo de divorcio republicano: “La ley pone ciertas restricciones a los casados para que no se divorcien sino en casos de verdadera incompatibilidad, pues de lo contrario se prestaría a grandes abusos”.

¡Qué cosas nos dicen Franganillo padre e hijo! No creo que esta Educación para la ciudadanía representase el más mínimo problema para nadie, pero dudo mucho que el cielo no se cayera sobre la cabeza del ingenuo que se atreviera a difundir tan peligrosas ideas...

 

 

Nota biblilográfica:  Manuel Franganillo y Monge, Manuel y Franganillo y Fernández, Juan, Lecturas cívicas comentadas, Nueva Edición corregida y aumentada según la constitución de 1931, Editores Gerona, Madrid 1934, 267 páginas.

Etiquetas: , , , , ,