Pérez y Rubalcaba S.A.

Publicado: 05/02/2012 00:56 por Francisco Torres en El socialismo
20120205010329-chacon-ferreras.jpg

No voy a esperar a mañana, como debiera hacer, para comentar la boutade del “proyecto nuevo”, del “proyecto de cambio” preanunciado por el nuevo y flamante Secretario General del PSOE. Un partido que a partir de hoy debiéramos rotular como Pérez y Rubalcaba 487/45 S.A., porque el partido de los no se cuántos años de honradez es tan grande que empieza en Pérez y acaba en Rubalcaba.

Me he emocionado -es que uno tiene su corazoncito- esta mañana, mientras sudaba la gota gorda en una bicicleta estática hipermoderna, con televisión incluida, al oír a Rubalcaba preocuparse por esas familias en apuros que no han hecho más que trabajar, por esos jóvenes cuyo futuro es incierto porque no son “ninis” porque no pueden encontrar trabajo, hablando de esos millones de españoles que esperan ansiosos la “buena nueva” socialista que les sacará del agujero negro en que se encuentran… me he emocionado. Porque ahora que el PSOE ya no es el PSOE que es Pérez y Rubalcaba S.A. por fin alguien se va a preocupar por los millones de parados, por los empresarios quebrados, por las familias hundidas por efecto de un ataque ectoplasmático venido de otra galaxia que inmisericordemente escogió, para abducirlos, a los dirigentes del socialismo español. He ahí la razón fundamental del desastre de estos años pasados. Me he emocionado al oír a Pérez y Rubalcaba decir que con la “roja” de Chacón el futuro estaría tiznado (bueno esto no lo ha dicho pero era lo que se traslucía de su discurso). Por fin el socialismo ha salido de la abducción extraterreste que lo tenía secuestrado.

Y qué decir de José Antonio Griñán, presidente del Congreso, teórico chaconista, más o menos, ahora seguro que menos, que se llama así porque su abuelo fue uno de los jueces del Tribunal que llevó al paredón a José Antonio Primo de Rivera, evitando decir que Pérez Rubalcaba ha ganado.

También me ha emocionado su rostro, el de ella. Al igual que los besitos del triunfador a la perdedora (Leire andaba perdida). Y la puyita, ¡qué puyita!, del triunfador a una Carmen que seguramente desde hace un rato vuelve a ser Carme, diciéndole: “Gracias a tu discurso porque tú has contribuido a que esta tarde sea una buena tarde”. Puyita, porque según parece los discursos de última hora y los pasillos enterraron las posibilidades de la Chacón, como dirían por estos lares. También me ha emocionado el rostro de Carmen Chacón, es la segunda vez que la vemos a punto de derramar lágrimas y con la sonrisa forzada. Pero no debe preocuparse, ya que en  Pérez y Rubalcaba 487/45 S.A., según su nuevo/viejo dueño y señor, todos caben ¿hasta Chacón? No lo sé pero en la nueve empresa se apresuraron a formar Pachi y Txiqui con la sonrisa profiden de la rubicunda Trinidad y esa chica morena que sale en todas las fotos, diputada por Murcia e hija de su padre que quizás sea la nueva Leire de Rubalcaba.

Pero lo que más me han emocionado han sido los aplausos, aplausos, aplausos. ¡Qué fuerza, qué entusiasmo! Todos, menos los que alzaban los I-Pad en vez de los puños para grabar con su aparatito, batiendo al "uninoso" que diría Jardiel Poncela, no fuera a ser que el de al lado acabara mirando el color de las palmas y éstas no estuvieran lo suficientemente rojas, prueba evidente de no haber votado al nuevo/eterno jefe. Porque viendo las escenas bien parece que todos, menos Chacón, han votado a Pérez Rubalcaba.

Y el discurso del triunfador. ¡Qué me dicen del discurso del triunfador! Increíblemente desquiciado, producto del desequilibrio emocional sin duda. “Somos un partido fuerte, fuerte, fuerte” con aplausos enfervorecidos, clamaba un pletórico Pérez Rubalcaba. “Lo importante no es llegar sino saber salir”, y eso lo dice quien lleva sin salir décadas. Y ahora, “todos juntos, absolutamente todos, sin facturas ni salvoconductos” marcharemos francamente no sabemos por dónde hacia la victoria final. Pero de momento, Pepe, Javier, “nuestro reto, nuestro primer reto” es ganar en Andalucía y en Asturias. Lo que dadas las encuestas parece una nueva “misión imposible”. Pero ya se sabe que Pérez Rubalcaba está dispuesto a ir de derrota en derrota hasta la victoria final.

Pero lo mejor el anuncio, reitero,  del autocalificado “stajanovista” Pérez Rubalcaba de un “proyecto de cambio” para España cuando lo que todos esperaban era un “proyecto de cambio para el socialismo”. Pero ¿qué se podía esperar de un millar de alienados que aprobaron casi por unanimidad la gestión de un individuo llamado José Luis Rodríguez Zapatero?

PD: Dicen que en las sedes populares está corriendo el cava.

Comentarios  Ir a formulario

laestanteria

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.