Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2015.

20150601095437-images-1-.jpg

Las municipales y autonómicas prefiguran otro marco electoral

A estas alturas de la semana abundan ya los análisis de los resultados electorales del pasado domingo. Quedan los mensajes elaborados por los equipos de publicidad de cada partido amplificados por su red de tertulianos. Ya sabemos que el PP anda empeñado en demostrar que aquí no ha pasado nada, que casi han ganado las elecciones -"somos el partido más votado", afirman- y que, como ha dicho Mariano, solo han tenido algunas dificultades; que el PSOE anda también proclamándose casi vencedor como el armazón del cambio que se anuncia... Todo ello no es suficiente para disfrazar la realidad: que el gran vencedor, en una partida que no se cerrará hasta las próximas generales, ha sido PODEMOS. Mucho más que Ciudadanos.

PODEMOS es un partido o movimiento en construcción, aupado sobre una base social que ha ido conformándose en la dos últimas décadas, con la suficiente inteligencia para manejar la ambigüedad en las definiciones políticas para poder convertirse en lo suficientemente transversal como para asaltar el cielo. Ciudadanos es un partido de aluvión, aupado sobre la coyuntura, con un discurso dirigido a una franja concreta del electorado, con un techo electoral bastante definido y dependiente de cómo gestionen el tesoro con el que se ha encontrado y con un posible crecimiento exponencial si acaban absorbiendo los restos de UPyD, pero está muy lejos, salvo quizás en Cataluña, de ser la alternativa al PP. PODEMOS, una vez desarbolada IU espera superar al PSOE.

Si las elecciones del domingo han resquebrajado el bipartidismo queda por saber si las próximas generales lo derrumbarán. Lo que sociológicamente ponen de manifiesto los resultados es que hoy por hoy la mayoría de los españoles, electoralmente hablando, se sitúan en el centro-izquierda, aunque eso no signifique que sean realmente de izquierdas. Este y no otro es el gran fracaso de la derecha pepera, el fracaso desde que Franco les legara una mayoría sociológica de centro derecha que derrumbaron con los gobiernos de UCD y no han sabido ni reconstruir ni mantener. Queda por saber si las próximas elecciones de noviembre confirmarán, como estimo que sucederá, esta realidad.

Digamos que todos los ejercicios de estrategia, de colocar peones, de intentar tener bastones o anular bastones, realizados desde el poder o desde las venganzas mediáticas, han fracasado y han acabado costando al PP algún sillón que ahora les permitiría respirar (no ha salido muy bien la promoción a VOX de algunos estrategas para canalizar un cierto descontento y reducir las posibilidades de Cs de tal modo que la injusta ley electoral hiciera el resto). Y aún andan algunos soñando con la implosión del PP cual si fuera una UCD-bis, ignorando que el partido que representa a la derecha española es una gigantesca máquina electoral que va a seguir ahí aunque ya no sea capaz de alcanzar mayorías absolutas, pero tampoco las va a conseguir el PSOE.

A nivel municipal y autonómico el bipartidismo está en la UCI. Con los resultados en la mano, un 51% de los votantes, ya pueden ir despidiéndose los que soñaban con las trampas legales para mantenerse en el poder, con reformas electorales para consolidar el bipartidismo, que algunos tontos compraban como sinónimo de regeneración. Es más, es posible que tengan que hacer reformas hacia la proporcionalidad sin correcciones, sin circunscripciones para que solo puedan salir electos los representantes del PP o del PSOE, que variarían notablemente el panorama político.

Desde la noche electoral,  presos de la idea de que solo se puede gobernar con mayorías absolutas o coaliciones, andan no pocos españoles haciendo cuentas de quién va a gobernar en su Ayuntamiento o Autonomía mirando de reojo a lo que lleva aconteciendo desde las elecciones en Andalucía. antes era sencillo porque IU casi siempre ha sido un fiel lacayo del PSOE ahora, con unas elecciones a tres meses vista, todo se complica porque PODEMOS y Cs han puesto precios muy altos y si no son engullidos por el oro del sistema impedirán que continúe el modelo del despilfarro, el enriquecimiento y el clientelismo que han generado el ambiente de corrupción en el que muchos han vivido mirando mayoritariamente para otro lado.

Ahora bien, los posibles pactos postelectorales pueden transformarse en el típico abrazo del oso, como desearían PP y PSOE, porque cuando un partido, PODEMOS y Ciudadanos, se presenta con un lenguaje distinto a la división de derechas e izquierdas o se postula como el cruzado contra la casta difícilmente puede acabar formando coalición con los que critica. Sin embargo, al mismo  tiempo, los partidos emergentes temen que los votantes que les han dado su papeleta pensando que eran de izquierdas o contrarios a la izquierda les retiren esa confianza si permiten un gobierno del color contrario. Las urnas han colocado a Cs y a PODEMOS en una difícil situación. Quizás Pablo Iglesias haya encontrado la solución con su apuesta salomónica: permitir la llegada de la izquierda pero no entrar en esos gobiernos, eso sí siempre que acepten algunas bases estrella de su programa; Cs está intentando algo similar pero ya ha rebajado sus exigencias. No lo dicen, pero ambos confían en que, llegado el caso, si en alguna Autonomía hubiera que convocar nuevas elecciones saldrían beneficiados. Así pues el PP ha quedado rehén de Cs y Cs del PP. Y Albert Rivera se juega mucho más que Pablo Iglesias en este interesante tablero de ajedrez a cuatro bandas.

Más valiera que el PP comenzará a trabajar con una realidad política distinta. No creo que lo que está sucediendo sea un simple sarampión -pudiera serlo si Cs y PODEMOS gestionaran muy mal sus resultados y expectativas-. PP y PSOE van a tener que acostumbrarse a jugar con un margen de apoyo electoral del 25% al 35%, quedando siempre lejos de las mayorías absolutas. Y eso siempre que se mantengan los niveles de abstención, porque en realidad en estas elecciones el PP, siendo el partido más votado, solo ha sido apoyado por el 16% del cuerpo electoral. La gran bolsa que es la abstención puede resultar imprevisible en noviembre. Tan imprevisible que algunos podrían acabar asaltando el cielo mientras que otros solo tienen como argumento el miedo. Argumento que a muchos podría acabar importándoles un pimiento porque no están conformes ni con la realidad en que viven ni con el futuro que se les anuncia.

Etiquetas: , , , , , , ,

Ya lo gritan en el PP: ¡MARIANO ES CULPABLE!

Publicado: 01/06/2015 10:06 por Francisco Torres en sin tema
20150601100635-images-2-.jpg

La oscura trastienda de los prolegómenos del golpe en el PP

Revueltas bajan las aguas en el Partido Popular. La pérdida de tantos sillones, dádivas, cambalaches y demás bicocas que acompañan a los triunfos electorales han exasperado a los denominados barones del partido -esos que llevan y tantos en la poltrona y designan sucesor con menos problemas que los que tuvo Franco para designar a Juan Carlos-. Todos necesitan un culpable y ya no parece bastar con la cabeza de Rita -algunos especulan con el temor a que también le llegue el turno judicial-, de Bauza o Teófila, quieren cabezas más altas. No pocos quieren que Rajoy les entregue, cual si fuera Salomé, las cabezas de la odiada Soraya y de la Cospedal, pero Mariano sabe que en el fondo él es desde hace mucho tiempo la pieza a cobrar.

La maniobra contra Mariano, por razones muy diversas, desde las luchas de poder en el seno de los partidos hasta los intereses de quienes de algún modo controlan de verdad el tinglado, existen desde el minuto uno del partido. No pocos se conjuraron para que su liderazgo fuera corto porque no era su candidato. Nombrado digitalmente por Aznar, cuando la mayoría optaba por Rato -ahora sabemos por qué probablemente Aznar lo desechó-, los damnificados le daban poco recorrido mientras en sus oídos sonaba el "mañana serás rey".

Mariano es un político silencioso, poco previsible y unidireccional. Si ponemos sobre la mesa cuanto se ha dicho sobre sus relaciones con los verdaderos centros de poder mundial resulta que se ha acabado alineado con el grupo contrario al que teóricamente se adscriben los pesos de su partido. Tengo para mí que su futuro quedó escrito cuando se empeñó, contra el consejo de muchos, incluyendo la presión de parte del poder económico, a pedir la intervención y el rescate total de España.

Que se quiere mover a Mariano del sillón es un hecho y Mariano ha respondido sibilinamente mandando al ostracismo político a Gallardón y a su máxima y dura rival Esperanza Aguirre, muerta políticamente tras su fracaso en Madrid, o ninguneando al mismísimo Aznar -gafe en Zaragoza si nos atenemos a los resultados-. Incluso Mariano salió victorioso de su enfrentamiento con el diario El Mundo, cabeza visible de la conspiración mediática contra él, logrando la defenestración del otrora poderoso Pedro J., periodista que va a reaparecer en breve con nuevo proyecto, o apagando el peso de otra de sus bestias negras, Federico.

Mariano se ha removido cual jabalí herido con el impulso mediático primero al también difunto proyecto de UPyD y después al de Albert Rivera e incluso, aunque a menor escala, a VOX, que ha contribuido de manera fundamental a poner fin al poder que da la mayoría absoluta. No supo ver el peligro cuando casi de los mismos ámbitos alguien decidió darle una ventana a Pablo Iglesias, aunque sin darse cuenta de que el personaje no iba a ser fácil de controlar.

Ahora estamos en el acto final. Todos están contra Mariano porque consideran que van a perder el poder en las próximas elecciones. En este juego van a flotar las venganzas, y sobre las venganzas los que mandan de verdad ya hacen volar su mirlo blanco mientras los ambiciosos y las brujas susurran aquello de "mañana serás rey". El mirlo está ya diseñado y promocionado. Otro clon. La política se está llenando de clones. Un clon del tal Garzón, aunque este pueda ser el enterrador de la izquierda comunista sistémica y no el controlador de Iglesias, y de Pedro -que se dejó el descamisamiento para recibir las órdenes del empresariado-. Cierto es que el superviviente Gallardón anda ofreciéndose, aunque me temo que ya tiene menos seguidores que Casillas en el Madrid, pero es solo para disimular. El mirlo es el tal Pablo Casado. Ese que despierta las pasiones de las abuelitas con niñas casaderas. No fue pues casualidad el chascarrillo mitinero de Aznar, transmutado en San Juan, ungiéndolo como el hombre, ni los aparentes desvaríos de Aguirre que tienen como objetivo, cual si fuera Serrano Suñer, gritar aquello de: ¡Mariano es culpable!

Etiquetas: , , , , , , , , , ,



20150610155148-image.jpgEN OVIEDO, EL ÚLTIMO ALCALDE DEL PP APLICA ANTES DE IRSE LA LEY DE LA MEMORIA HISTÓRICA.


Seguro que alguien exclamará al ver el contenido de este artículo que qué hago hablando de estas cosas y que por qué ando todavía empeñado en combatir, con la que se avecina, la infausta y consensuada -el PP ni tan siquiera quiso reformarla con su poderosa mayoría absoluta- "Ley de la Memoria Histórica" y la papanatería de los "histé(o)ricos", que diría mi amigo Alfonso Arranz. Ya no sé si es puro masoquismo, espíritu de disidencia o esa bendita locura que aún nos invita, aunque sea en solitario, en plan francotirador, a enfrentarnos a los molinos de la herrumbe convertidos al amparo del poder en gigantes.

Lo curioso es que no debiera ser noticia que retirarán un monumento a Francisco Franco. La noticia es que llevan casi cuarenta años así y aún les quedan. Pero lo es. Nadie se ha resistido a ensalzar la enésima lanzada a toro pasado realizada el pasado lunes. ¡Por fin, otra victoria sobre el infame general que aún se resiste por algunas calles y plazas de España. Y hasta gana alguna votación popular para que al pueblo ese que construyó regalando tierras y casas siga llamándose "no se qué del Caudillo".

La curiosidad del hecho viene determinada por el lugar donde se ha producido. Las Juventudes Socialistas se han apresurado a afirmar que por fin ya no tendrán que ver, cuando paseen por allí o se junten para un botellón, la cara del odiado dictador. Ha sido en Oviedo. Allí estaba el denominado "Monumento a Franco" obra del prestigioso escultor Juan de Ávalos. Una obra de arte en la que el rostro de Franco aparecía en un medallón inserto en un monolito sobre el que estaba la diosa Hera y delante las esculturas de Neptuno sobre un delfín y Apolo cegado por el sol. Dejo al lector el significado mitológico de la composición de Ávalos, porque lo importante es que se trataba de una obra de arte que debiera haber quedado excluida de la aplicación de la ley. Pero este detalle a la habitual y digital Comisión de Expertos reunida para determinar qué mandar al ostracismo, nuevos "chekistas de las cosas" diría yo, les ha importado un pimiento ante su determinación de liberar a Oviedo de la sombra de Francisco Franco. Un curioso y singular monumento que se erigió tras la muerte de Franco por suscripción popular (del pueblo no del PP, no vayan a confundir) y que alguna guía oficial data de 1975, supongo que para evitar recordar que fue inaugurado bastantes meses después de que tuvieran lugar las primeras elecciones democráticas, ergo no es un monumento autofranquista. ¡Por suscripción popular y municipal y puesto ahí dos años después de morir Franco! A algunos esta historia supongo no les va a cuadrar.

No hace falta decir que la izquierda lleva décadas pidiendo que se utilice la piqueta. Pero para evitar que corra aquello del revanchismo los apesebrados de la pluma han informado que la victoria ha sido fruto de la acción judicial de unos particulares, de la sociedad civil que dicen por ahí. ¡Tate! El sujeto en cuestión es el número tres de la candidatura municipal socialista. Los mismos socialistas que aún andan exaltando el golpe socialista contra la República organizado por el PSOE en 1934 que tuvo su epicentro violento y sangriento en Asturias, con especial virulencia en la ciudad de Oviedo.

No es cuestión glosar aquí las veces que Franco se dio una vueltecita por Asturias en olor de multitudes, ni que pescara tan tranquilamente por los ríos de allí, durmiera en la casa familiar de San Cucao de Llanera, que su mujer fuera asturiana y su boda un acontecimiento popular en la ciudad, que no participó en la represión de las huelgas en Asturias durante el reinado de Alfonso XIII, ni en la represión de la revolución de octubre de 1934 que fue decisión del gobierno de la República. Ni que en mayo de 1946, cuando el único núcleo de resistencia guerrillera, con presencia de guerrilleros llegados desde Francia, realmente importante estuviera en la Montaña Central, cuando comenzaba a plantearse el "caso español" en la ONU y se anunciará a troche y moche que no contaba con apoyo popular alguno, Franco se fuera de gira por las minas, acompañado de Girón y de su señora, a coche descubierto y con unos policías en moto que vistos hoy no dan para mucho, y unos falangistas haciendo de cordón al trote del vehículo. Y como muestran las fotos había miles de personas y, entre ellos, seguro que muchos de los derrotados. Y por allí anduvo pese a las amenazas de los guerilleros con el famoso Cagigal dispuestos a todo, pero no tanto como para atacar a la comitiva de gira. Los que se acabaron conformando con tirar algunos postes de teléfono y paralizar una línea de tren. Y Franco volvió por Asturias para inaugurar y esas cosas, para apoyar ENSIDESA. Y el régimen trató de solventar el problema de la vivienda de las decenas de miles de emigrantes que llegaron a Asturias, con viviendas de protección y de alquiler para unos obreros que vivían en barracones... Y todo eso explica la suscripción popular después de muerto... Pero, parafraseando a don Miguel, "amigo Sancho, con la memoria histórica y los histé(o)ricos hemos topado".

Hablando de "histé(o)ricos", rematado la faena, una tal Ana Taboada -por cierto se da un aire a la señora Colau- previsible alcaldesa de Oviedo, lideresa de la marca de PODEMOS allá, Somos Oviedo, ha presentado el hecho, la retirada del medallón, como símbolo del cambio y anuncio de la recuperación de la memoria democrática de Asturias -supongo que incluye en ella a los revolucionarios de 1934 y a los heroicos asesinos de los nueve hermanos de las Escuelas Cristianas de Turón-. Lástima, eso sí, que tan heroica acción no haya sido llevada a efecto por el "tripartito del miedo", por el "nuevo Frente Popular", PODEMOS-SOMOS OVIEDO+PSOE+IU, que anunciaba como gran recurso el alcalde hasta hoy del PP, don Agustín Iglesias Caunedo, sino como flamante despedida del alcalde desde 2012 del PP. Y es que a don Agustín, que lleva en política desde que terminó el instituto, como a tantos otros, no le hacen falta los "rojos" a la hora de acabar con la sombra Franco. Yo, de los alcaldes y demás del PP, después de visto lo acontecido en Valladolid y Oviedo, comenzaría a pensar que ser colaborador necesario en estas cosas también se acaba pagando

PD.- Si el medallón es obra de Juan de Ávalos tiene un importante valor artístico y monetario. De momento nos cuentan que va a un almacén municipal. Algún día alguien tendrá que hacer el inventario de las obras de arte extraviadas durante la Transición tras ser retiradas de dependencias públicas, porque una cosa es ser antifranquista y otra no entender del precio de la firma.

Etiquetas: , , , , ,