20140128184201-yo-y-blas.jpg

Tengo un nudo en la garganta y los recuerdos de casi cuatro décadas pugnando por salir de la memoria con la misma presión con la que a veces, durante años, lejos ya de los tiempos de escuadras de camisas azules abriendo paso, tuvimos que estar a su lado para evitar, literalmente, que la gente, en su afán por saludarle, llegara a impedirle continuar.

No creo que hoy sea capaz, ni de lejos, de poder expresarme con soltura; ni de, con estas líneas, poder rendirle el homenaje que se merece. Pero sé que, al igual que tantas veces intervine con él en actos públicos, en esta hora siempre difícil, siempre amarga, no pueden faltar mis palabras cuando él marcha para siempre a formar en esos luceros que a mí me gusta invocar, porque son los que, con su ejemplo, nos animan a continuar en el combate por España.

No me siento portavoz de nadie. Estas líneas no son más que la rememoración emocionada, con ojos vidriosos mientras escribo, de aquel muchacho que, como tantos otros, allá por el lejano 1978 pidió su alta en las filas de Fuerza Nueva emborrachado de luceros y amor a España.

Soy de esas decenas de miles de jóvenes que en la Transición siguieron a un hombre que les prometió trabajar para hacer de esta "España sucia y triste una Patria libre y hermosa". De los que aprendimos a su lado a amar a España como "unidad de destino, historia y convivencia", con vocación de perfección; de los que, en tiempos aciagos, cuando el patriotismo se proscribía e incluso se perseguía, enarbolábamos esa bandera que un día debía de triunfar: "sólo sé que un día, solo o con los que me acompañen clavaremos las banderas jamás arriadas en lo alto", nos decía en una reunión de su Fuerza Joven.

Soy de esos jóvenes que le admirábamos porque jamás traicionaba sus ideales, porque jamás cedía a la conveniencia, porque era el ejemplo vivo de la coherencia política cuando otros pensaban no en transformar la realidad -como él quería hacer pues siempre fue un auténtico revolucionario en la estela de José Antonio- sino en acomodarse al tiempo para seguir enfundados en la prebenda.

Fue perseguido por el sistema, vilipendiado por el sistema, acusado por el sistema, pero sabía como nadie sobreponerse, merced al tesoro de la Fe y a su fe ciega en la Providencia, a los muchos momentos duros que tuvo que vivir.

"Dios y yo somos mayoría absoluta", nos dijo cuando fue elegido diputado y amenazó con tocar el silbato si reglamento en mano le impedían hablar. Era para nosotros un monumento a la lealtad, a sus juramentos y a la sangre derramada, que alzaba su voz frente a los mismos que antes medraron al amparo del franquismo, de la camisa azul, de la guerrera blanca o a las faldas del catolicismo político.

Soy de esos jóvenes que lloramos de rabia e impotencia cuando los miles de aplausos y abrazos que cosechaba en sus intervenciones, cuando esas masas de españoles que acudían a escucharle eran incapaces de apoyarle en lo más sencillo, depositar el voto en la urna. Siempre les despreciaré porque fueron los causantes de la quiebra de una gran esperanza, pero en la culpa llevan la penitencia de haber contribuido a derribar el sueño de juventud al que como caducos conservadores renunciaron por las miserias de las lentejas.

Blas Piñar ha sido Blas Piñar hasta sus últimos momentos, hasta cuando hace unas semanas me escribía diciendo "ya no tengo fuerzas". Hace unos años, ya aquejado por la dolorosa enfermedad que le ha acompañado en el último tramo de su vida, en uno de sus últimos grandes actos nos dijo -escribo de memoria porque prefiero el recuerdo a la literalidad-: "no sé si éste será mi último discurso, pero sí sé que mientras me queden fuerzas estaré defendiendo a Dios, a la Patria y a la Justicia". No le importaron en esos años ni los consejos, ni las recomendaciones, ni los riesgos que asumió, ni el agotamiento personal que cada intervencion pública le suponía, porque mientras pudo siguió acudiendo, siguió estando ahí. Y cuando no pudo jamás faltaron sus palabras. Nunca se rindió y nunca pensó en su propia imagen para la posteridad: "si mi nombre puede servir para algo ahí estará, acompañándoos". Pese a lo que algunos puedan pensar su afán de servicio le hizo ser tremendamente humilde: pasó de gran lider, del aclamado "¡Caudillo Blas Piñar!", a ser militante de filas, pese a los puestos honorarios, y figurar en el último puesto de alguna candidatura. A él sólo le movía una inquebrantable Fe y un inmenso afán de servicio y, como al Cid, le pasó aquello de "qué buen vasallo si hubiera tenido buen señor".

No pocos nos sentimos hoy un poco huérfanos pues éramos su otra familia, la de los camaradas. Él ya no está, pero no se ha ido: los hombres mueren pero su espíritu permanece. Blas Piñar sólo ha cambiado su puesto de servicio. Él no marcha al descanso eterno de la Gloria sino a la Guardia Eterna. Esa que sólo dejará de formar el día en que torne la Primavera. Los ángeles del Paraíso, aquellos que en la imagen joseantoniana formaban vigilantes con espadas en las jambas de las puertas del Cielo, habrán rendido armas a su llegada; pero él, entre el descanso y la guardia, habrá escogido lo segundo para desde lo alto poder seguir combatiendo con nosotros.

Yo, que he perdido a mi maestro en política, a mi Jefe Nacional, a quien ha debido ostentar en estos años los tres luceros de la Jefatura Nacional instituida por José Antonio, sólo puedo hoy rezar, acompañarle en la distancia, depositar cinco rosas simbólicas sobre su cuerpo y gritar al viento aquello de "¡Blas Piñar, Presente!", tras entonar el viejo himno de amor y de esperanza. 

 

 

 

 

 

Nota.- En la foto Blas Piñar y el autor en una acto en la Plaza de Oriente.

Comentarios  Ir a formulario



gravatar.comAutor: JUAN FRANCISCO GRAGERA ROSADO

La muerte no es el final.

Fecha: 28/01/2014 19:25.


Autor: Vecina

Un gran hombre y un gran español.

Fecha: 28/01/2014 21:47.


gravatar.comAutor: Nacho Mulleras

Me han saltado las lágrimas al leer este escrito.
Descanse en Paz.
Un fuerte abrazo Paco

Fecha: 28/01/2014 22:26.


gravatar.comAutor: Mariano de Asturias

Soy uno de tantos que se quedaron sin rumbo después de votar al Frente Nacional para aquellas europeas donde nos creímos que podíamos al fin ser alguien. La derechona, los oportunistas y los del voto útil nos dejaron descolocados, pero seguimos creyendo en Blas. Dios, Patria y Justicia

Fecha: 28/01/2014 23:03.


gravatar.comAutor: César

Qué palabras más entrañables para un gran hombre, al que tenemos que dar gracias a Dios, por el regalo que nos ha hecho en la vida de don Blas Piñar, por su vida, su testimonio, su valentía, sus palabras, sus enseñanzas, sus escritos, su obra, su familia. Blas Piñar ¡¡¡PRESENTE!!!

Fecha: 28/01/2014 23:10.


gravatar.comAutor: Paco

Hasta siempre, Blas Piñar. Por Dios, la Patria y la Justicia, tu misión y tu esfuerzo casi centenarios no habrán sido en vano. D.E.P.

Fecha: 29/01/2014 11:02.


gravatar.comAutor: jose javier crespillo

Yo fui otro de los de Fuerza Joven, gracias a elaprendí el amor a España y su Justicia Social, continuo todavia enrolado en la lucha permanente y sin descanso por nuestra Unidad y Grandeza Española, que desde el Cielo nos de fuerzas para no cejar en la misma.
Camarada Blas Piñar!! ¡¡¡PRESENTE!!!!

Fecha: 29/01/2014 14:05.


gravatar.comAutor: Geni

tu partida ha traido los recuerdos de los mejores años de mi vida con la camisa azul acudiendo a tus mitines con los camaradas de Fuerza Nueva de Asturias.No te olvidare.Gracias por todo lo que nos jas dado.Amor pos Dios y por España.Intercede por nuestra patria desde el Cielo.

Fecha: 06/02/2014 23:03.


gravatar.comAutor: Carlos Lobejón

Pocos ejemplos conozco de integridad, Fe y verdadero amor a España como Blas Piñar. Un hombre que vino a servir, no a servirse, con inquebrantables y sólidos principios a los que nunca ha traioionado. Todo un ejemplo que tanto nos hace falta. Desde que se retiró del frente político activo nadie representa lo que él defendía con honor y ardor patrio. Sigo pensando lo mismo que pensábamos en Fuerza Nueva: ¡Dios, Patria y Justicia! Descansa en Paz Blas, estarás seguro a la derecha del Padre. Blas Piñar ¡Presente!

Fecha: 13/02/2014 22:28.


gravatar.comAutor: Jose Perez

¿Es cierto lo que está circulando por la red que afirma que Juan Antonio Llopart Senent (jefe del MSR) dirigió, produjo y guionizó una película pornográfica filmada en el valle de los caídos?

La película se titula "Antonio Ramírez el Facha X".

Se dice que está rodada en casa de sus suegros (Alella) y en el Valle de los caidos (a escasos metros de la tumba de José Antonio).

Utilizó el pseudonimo de "Diego Lanzas" pero es el el que se esconde.

También se sabe que la pareja protagonista fue a las jornadas de la Disidencia hace años y se encargó de filmarlas, allí Llopart comentaba su hazaña cinematográfica abiertamente mientras sus íntimos amigos Marc Duran y Ann Lorca hacían su filmación.

¿Es cierto que en su juventud trabajo en el sex shop Egea de Barcelona?

¿Es cierto que ofreció a camaradas participar como actores a cambio de dinero?

¿Es cierto que para recompensar a un militante se lo lleva de putas?

¿Cómo se puede ser líder de un partido supuestamente patriota y lucrarse con la pornografía mofándose lo que los patriotas consideramos lo más sagrado?

¿Pretende que compremos libros de su editorial cuando en paralelo se dedica al porno más abyecto?

Esta es la noticia sobre la pelicula en El Mundo:

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/12/03/cultura/1259857613.html

Y aquí un artículo de Ernesto Mila donde cuenta el tema sin que hasta la fecha se sepa que Llopart lo haya desmentido o se halla querellado contra Mila y no puede hacerlo pues es un secreto a voces:

http://infokrisis.blogia.com/2011/102501-analisis-candidaturas-20-n.php

Concretamente dice:

Lo que ocurrió después demostró que dentro de ese sector, el MSR era un aliado “poco seguro”, inestable y “raro”, en permanente estado de cabreo que achacaba a otros justo lo que podía achacársele a él mismo (desde la primera reunión Llopart resaltó que José Luis Roberto tenía negocios “de putas” –cosa absolutamente falsa, reduciéndose todo a que el interesado es el asesor jurídico de ANELA dada su profesión de abogado en ejercicio- cuando en realidad se le podía haber espetado al propio Llopart, justamente, haber filmado y lanzado una película porno infumable ambientada en el Valle de los Caídos y que ya costó en el MSR de la época algunas salidas y abandonos). Dado que el MSR tampoco representaba numéricamente gran cosa (tal como demostraron las ulteriores elecciones municipales) no supuso un gran problema el que rompiera el pacto. En cuanto al FrN, era demasiado débil como para poder tener un peso significativo. El hecho es que, en la práctica, dos años después, el FrN ya no existe y MSR no ha logrado obtener resultados mínimos ni en las elecciones autonómicas catalanas (122 votos en Barcelona capital), ni en las municipales, ni ha conseguido presentar una sola lista en las generales. Dicho de otra manera, “existe”, pero no “es”, lo que equivale a decir que tiene un alto grado de virtualidad y muy poca realidad.

Cuando el MSR habla con sectores neonazis, es más neonazi que nadie, cuando habla con falangistas, más falangista que nadie cuando habla con quien sea siemper se amolda para engañar y acercar al sector que toque. Al mismo tiempo va poniendo a parir al resto de grupos y personas del ambiente patriótico.

Fecha: 05/03/2014 22:24.


gravatar.comAutor: David del Fresno

Un hombre digno de admirar, y más digno aún de imitar. Descanse en paz.

Fecha: 10/03/2014 17:57.


Añadir un comentario



No será mostrado.