20121112100127-rajoy.jpg

Larga sería la lista de rumores que sobre Mariano, ese registrador de la propiedad que hoy ocupa la presidencia del gobierno con menos fortuna y acierto de lo que predican los aparatos de propaganda, han corrido desde sus tiempos de delfín tapado de José María Aznar. Rumores a los que por cierto no han sido ajenas las densas y celosas filas populares en la disputa cainita por el más alto sillón de Génova 13.

A Mariano le han llamado muchas cosas, pero desde su extraño viaje a Méjico corría el rumor de que el líder del PP se había hecho masón. Para la inmensa mayoría de los españoles tal filiación carece de importancia o mejor dicho, tiene la misma trascendencia que si Mariano se hubiera transformado en un devoto seguidor del Alcorcón FC. Y, además, a la mayoría de los españoles esto de la masonería le suena a cuento de brujas y elucubraciones propias de tiempos pretéritos.

La masonería, para quienes les suena de algo su existencia, aunque sólo sea por el éxito de algunas cintas cinematográficas, no pasa de ser para muchos una asociación un tanto friki de señores algo mayores y un tanto iluminados. Algunos, más avezados en el conocimiento de la misma, repasando la lista habitual de supuestos masones conocidos, pueden llegar a la conclusión de que se trata de una asociación primo hermana de la afamada Iglesia de la Cienciología, en la que sus miembros ocupan cargos públicos, políticos, mediáticos o económicos, lo que por razón de grupo les otorga un inmenso poder y explica asombrosas promociones personales.

Que Mariano se haya hecho masón significa que es liberal, sincrético y relativista. Pero es que Mariano y el Partido Popular son, desde hace mucho tiempo, liberales, sincréticos y relativistas; como lo es, consciente o inconscientemente, la mayor parte de la sociedad española. Que Mariano se haya hecho masón también significa que es internacionalista y globalizador, lo que ideológicamente explicaría en parte ese profundo amor que siente por las estructuras burocrático-económicas de la UE o a los dictados de los grandes poderes financieros a los que también se achaca su vinculación a la masonería.

En realidad, que Mariano sea o no masón, repito, no le quita el sueño a nadie… A nadie, salvo teóricamente a los católicos practicantes con un cierto grado de formación, a algunas poderosas organizaciones religiosas católicas, a la jerarquía eclesiástica y también al último cura de pueblo que han firmado un pacto tácito de apoyo sin fisuras a Mariano y al PP. Esto es así o debiera ser así porque si algo es antitético al catolicismo es la masonería. No es que la masonería se dedique a quemar iglesias y perseguir curas, aun cuando sea en un sentido metafórico, es simplemente que para la masonería del siglo XXI la religión en general y el catolicismo en particular debe quedar reducida a la esfera de lo privado e individual, sin ninguna influencia social o política hasta tal punto que la sociedad secularizada se convierta en incompatible con los domas religiosos, lo que debe conseguirse mediante procesos de ingeniería social y aculturación. Pero, la idea de que la religión es algo personal e individual, algo que no debe condicionar al político, aun cuando se confiese católico, está hoy tan extendida como que dos más dos son cuatro.

Estoy seguro de que para la inmensa mayoría de los españoles que Mariano sea o no masón carece de importancia o simplemente que las ideas genéricas que defiende la masonería, que de forma muy sintética hemos expuesto, son en realidad compartidas por gran parte de la sociedad, pero…

Quien ha puesto sobre la mesa la posible filiación masónica de Mariano es un sacerdote y no un sacerdote cualquiera, es uno de los expertos en sectas de la Iglesia, Manuel Guerra autor del libro “Masonería, religión y política”. No sólo ha señalado a Mariano, también a una parte significativa de la cúpula del PP, con especial peso en Galicia o en el País Vasco y que ha ocupado puestos en sectores tan trascendentes como Educación. Ese mismo sacerdote ha puesto de manifiesto la subordinación del actual gobierno al programa de ingeniería social de José Luis Rodríguez Zapatero dada la ausencia de rectificación del mismo. Repasando declaraciones y posicionamientos políticos también resulta que dos más dos son cuatro, por ello a algunos nos gustaría que Mariano nos dijera si es o no es masón. Tampoco es para esconderlo… ¿o sí?

Comentarios  Ir a formulario



gravatar.comAutor: vecina

He visto la propaganda del libro, me lo voy a comprar. Realemente creo que lo de que Rajoy sea masón le importa a muy poca gente.

Fecha: 12/11/2012 17:33.


gravatar.comAutor: Cati

Jesús dijo: "Por las obras los conoceréis" y las obras de Rajoy están basadas en las ideas masónicas: destrucción de la familia, de los valores morales. Está clarísimo pero muchas monjitas y sacerdotes pese a ver sus obras, pese a lo que dice el sacerdote que ha escrito el libro sobre "Masonería, religión y política" no lo quieren creer.

Fecha: 13/11/2012 20:01.


gravatar.comAutor: Antonio

Al día siguiente de esta publicación, el Sr. Rajoy envió un desmentido rotundo al periódico La Gaceta, que desconozco si se ha publicado. La verdad es que el propio sacerdote dice que el dato no lo tiene de primera mano, sino de que le han dicho otros (se supone que también masones). En este caso creo que ha patinado D. Manuel Guerra, aunque no en otros. Una cosa es que Rajoy no sea de Misa diaria, como lo son varios de sus ministros, y otra cosa es decir que va a la Logia.

Particularmente a mi me preocupan más los masones de mentalidad, que no de Logia, porque hacen el juego de tontos útiles.

Fecha: 18/11/2012 14:11.


gravatar.comAutor: ANGEL ANTONIO

Lo de Mariano Masón no es reciente. Hace un año recibí esa esa información de una fuente de mi absoluta confianza; de una persona que, por su prefesión, estaba pergfectamente informada. Y, como dices, Cati, "por las obras los conocereis": Aborto,matrimonios homosexuales, EpC, etc. etc. ¡NO HA CUMPLIDO NADA DE LO PROMETIDO EN CAMPAÑA!. ¡Sigue las directrices que le marcan en la Logia!.

Fecha: 20/11/2012 21:19.


gravatar.comAutor: ANGEL

sin comentario

Fecha: 20/11/2012 21:40.


gravatar.comAutor: Anselmo

Sr. Torres: Creo que la filiación a la masonería no es ningún delito en la España actual. Tampoco el ser católico-romano. Como miembro de aquella antigua organización soy capaz de comprar su último libro sobre el último José Antonio, leer su blog, de defender individualmente posiciones antiabortistas, no creer en las mentiras del comunismo soviético y defender la libertad de credos. Es más, si alguien se opusiera a que un católico ejerciera su libertad de culto, tenga por seguro que un buen masón no lo toleraría. Un buen masón busca la verdad, dispersa en muchas fuentes y no es anticlerical ni antinada per se. Enhorabuena por su último libro. Me ha hecho reflexionar sobre la barbarie de nuestra guerra en ambos bandos y sobre la figura mal comprendida de José Antonio. Usted es un hombre brillante y debería reflexionar sobre esta entrada en su blog. En cualquier caso, vaya por delante mi respeto absoluto a su libertad de expresión. Un saludo.

Fecha: 06/07/2013 14:13.


Añadir un comentario



No será mostrado.